Presentación de dos nuevos libros en el museo Casa Roja

 

El pasado 11 de diciembre se llevó a cabo la presentación de dos libros en el salón de actos del museo Casa Roja: Hijos de Invierno y Las chicas de las Estrellas. Celis Ortega, propietaria de la librería Ortega de Villa de Mazo, fue la responsable de presentar a los autores José Felipe Díaz Barrios y Luis Castañeda, haciendo una pequeña mención a su currículo.

José Felipe Díaz Barrios (Tenerife 1969), es licenciado en matemáticas por la Universidad de La Laguna. Actualmente ejerce como profesor en un Instituto de Secundaria de la isla de La Palma. Cuenta con una primera novela: “Espíritus Errantes”, publicada en 2018. Ahora presenta su segunda novela: “Hijos de Invierno”, una novela que resultó finalista en el I Certamen literario “Fundación Juan Carlos Pérez Santamaría”.

Luis Castañeda (Arucas, Gran Canaria, 1965), es periodista de formación, cursó Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid. Ejerció en distintos medios a lo largo del país, como Diario de Ávila, el Ideal Gallego o la revista Malpaís. En la Palma fundó y dirigió el semanario El Time y la revista La Palma Magazine.

En 1993 obtuvo el premio regional de periodismo convocado con motivo del 500 aniversario de la fundación de la ciudad de Santa Cruz de La Palma. Su primera novela:

“Cuando venga el rey”, una obra de ficción histórica, que cuenta una historia de amor y muerte en una isla a la deriva, fue la novela ganadora del Premio Amazon Storyteller 2020, elegida entre más de 5500 obras procedentes de 50 países de habla hispana

“Las chicas de las Estrellas”, su novela más reciente es un thriller policiaco ambientado en la isla de La Palma.

En la apertura del acto de presentación y para dar el cierre al mismo, el profesor José Luis Martín Teixé interpretó varias obras musicales.

Tigalate. Arte y música en el siglo XX. Homenaje a un barrio.

El pasado 1 de octubre, con la colaboración del Ayuntamiento de Villa de Mazo y el Cabildo Insular de La Palma, se realizó un acto de homenaje especial al barrio de Tigalate que, aunque estaba previsto que tuviera lugar en la cancha polideportiva del colegio de Tigalate, las condiciones meteorológicas de lluvia y frío aconsejaron su traslado al Centro de la Cultura Andares de Villa de Mazo.

Siguiendo el guion marcado por Gilberto González Martín, artífice de esta idea, y bajo el título de “Tigalate: arte y música en el siglo XX”, se efectuó este particular reconocimiento, con un formato de presentación basado en lectura de textos, música, videos y fotos, incidiendo en las vivencias de varios personajes de este barrio que, en la primera mitad del siglo XX y hasta principio de los setenta destacaron por su labor en la preparación de loas y cuadros plásticos en la fiestas de la Cruz, en la animación de los bailes de salón, o en la organización de grupos musicales, orquestas y coros para  las fiestas locales, pero también para actuaciones en numerosos salones de toda la isla de La Palma.

Comenzó el relato con una saga que se asentó en el barrio y que fue fundamental en la dinamización y la enseñanza de la música en el vecindario: Los Zapata. Luego hubo un momento para destacar el vínculo de uno de los músicos más influyentes del siglo XX con el barrio de Tigalate: Arturo Dúo Vital. Se abordó después el capítulo dedicado a una de las celebraciones más populares de muchos pueblos de La Palma y Tigalate no fue una excepción: la fiesta de las Cruces. A continuación se trató acerca de la festividad de la Navidad y las actuaciones de Lo Divino. También se trató el paso de la Virgen de Fátima por nuestro municipio, que tuvo su relevancia en la historia del barrio de Tigalate y finalmente, se homenajeó a un músico excepcional: Pedro Leal Triana, un pianista y laudista de leyenda, que a sus noventa y muchos años se encontraba entre el público.

Las hermanas Carmen Delia y Ana Isabel (Anabel) Leal, dirigentes del Centro de la Cultura Popular Canaria, naturales de Tigalate, prestaron su cálida voz, su experiencia y profesionalidad, dando así mayor realce a este acto en el que se reflejó el resultado de la investigación llevada a cabo por Gilberto  González, a lo largo de estos últimos años, en este barrio sureño del municipio de Villa de Mazo. En palabras de Anabel Leal “Necesario acto, que quiere simbolizar el reconocimiento del Tigalate del siglo XXI a varias generaciones de hombres y mujeres cuyo amor por el arte y la música, por nuestras traiciones y fiestas populares hizo de éste un barrio mejor. Un barrio que a pesar de la marginalidad a la que siempre pareció estar destinado, produjo destacadas aportaciones al municipio y a la isla desde el punto de vista de la cultura”.

En el transcurso de la velada, a la que asistió numeroso público, entre los que se encontraba el presidente del Cabildo, descendiente de Francisco Zapata, uno de los músicos más relevantes que tuvo Tigalate, intervino la alcaldesa Goretti Pérez, expresando que para ella es “un honor celebrar hoy con ustedes este homenaje a un barrio de tanta tradición, arraigo y costumbres, que viene a reflejar la riqueza cultural y artística de este barrio, que en definitiva es la de todos”. También dio las gracias “a Gilberto, por la intensa labor de investigación realizada durante estos años y a todos los vecinos que han ayudado en este proceso, recordando sus vivencias y contribuyendo a mantener viva la memoria del pueblo”.

Como cierre de este genuino evento se llevó a cabo la actuación de dos figuras sobresalientes de la música en Canarias como son Candelaria González y Javier Hernández, que impusieron su sello de extraordinaria calidad como solistas, acompañados de Marco del Castillo a la guitarra, David Pereira al piano, Ruimán Martín con el bajo y Javier Rodríguez en la percusión, creando un espectáculo íntimo y exclusivo para una noche inolvidable.

Finalmente, Gilberto y Anabel subieron al escenario para expresar su agradecimiento a las instituciones  y personas colaboradoras y convocaron a todos a asistir a una segunda parte en la que se pretende exponer el abundante material preparado y que por falta de tiempo no se pudo completar en esta edición.

 

 

Presentación del libro «Corpus Christi en Villa de Mazo», de Myriam Cabrera

El 18 de agosto de 2022, en el Centro Cultural Andares de Villa de Mazo, se presentó el libro “Corpus Christi en Villa de Mazo”, escrito por Myriam Cabrera Medina.

La autora presenta esta obra después de más de una década de investigación, apoyándose en los abundantes documentos de su propio archivo familiar, así como de fotos y datos recabados de personas de todos los barrios del municipio.

Este libro de lectura fácil y amena es el primer documento que trata sobre la festividad del Corpus de forma amplia y detallada. En él se hace un recorrido histórico y evolutivo de la festividad más importante de nuestro municipio, lleno de vivencias personales y anécdotas, donde se ven reflejados el entusiasmo y la laboriosidad de todo el pueblo.

Myriam Cabrera ha mantenido durante toda su vida un fuerte empeño en defender nuestro patrimonio etnográfico, arqueológico y cultural. Fue responsable, junto a su marido Antonio Soler, alcalde por aquel entonces, de poner en marcha la Escuela Insular de Artesanía en 1969 y fue su directora hasta 1984; por su labor al frente de esta institución le fue concedida la Cruz de Caballero de la Orden de Cisneros (1973). Ejerció el cargo de Delegada Insular del Ministerio de Cultura (1979-1983). Es Hija Predilecta de su pueblo natal, Villa de Mazo (1994) y de la Isla de La Palma (2011) y una de las calles del casco urbano de Villa de Mazo lleva su nombre desde 2009.

En el acto de presentación intervinieron: la alcaldesa Goretti Pérez Corujo, el concejal de Cultura Omar Fumero, la cronista oficial de Los Llanos de Aridane María Victoria Hernández, Vicente Blanco y Vina Barreto.

La alcaldesa destacó de Myriam Cabrera que uno de los ejes centrales de su biografía “ha sido el enorme empeño en poner en valor el entorno inmediato y patrimonio común, desde la arqueología hasta los utensilios, costumbres o vestimentas tradicionales, pasando por el medio natural y el paisaje, aspectos que ahora son respetados y valorados, pero que hace ya unos cuantos años, cuando ella se empeñaba en protegerlos, corrían el riesgo de desaparecer…”

Dio gran importancia a esta publicación y agradeció el esfuerzo realizado por su autora y el ejemplo de vida que ha dado “Desde el ayuntamiento de Villa de Mazo seguiremos colaborando y apoyando cualquier proyecto que nos ayude a cuidar, proteger y realzar nuestra cultura y patrimonio. En definitiva, seguir haciendo grande nuestra historia. La cultura es la memoria del pueblo, la conciencia colectiva de la continuidad histórica, el modo de pensar y de vivir. Gracias Myriam”

Omar Fumero nos dice que “Presentar un libro es siempre un evento especial. Es especial para él (o los) autores pues representa, por una parte, la consecución de un proceso, y por otra, el momento de compartir lo que, hasta ese momento, sólo pertenecía al autor. A partir de la presentación de este libro, “CORPUS CHRISTI EN VILLA DE MAZO”, los conocimientos, experiencias y sabiduría recogidos en él, comienzan a pertenecer a todo aquel que lo lea, pudiendo, a su vez, disfrutarlo y aprender de él. Como concejal de cultura del Ayuntamiento de Villa de Mazo, en el día de hoy siento una enorme satisfacción, y es un gran honor para mí, el poder formar parte de este acto.”

Se trata de “un libro del que podemos aprender mucho sobre un tema muy presente en la idiosincrasia de nuestro pueblo como es el Corpus Christi. Es una publicación muy trabajada y profunda que nos invita a adentrarnos en la historia de nuestra fiesta por excelencia y que no podía tener mejor autor posible, doña Miriam Cabrera Medina, profunda conocedora del Corpus y alma de las fiestas”.

Termina felicitando a la autora “por el amor y el trabajo incansable y comprometido para que este libro vea hoy la luz”.

María Victoria, que conoce a Myriam desde que era muy pequeña y a la que le vinculan lazos de familiaridad y afecto, destaca varios de los aspectos de la amplia biografía de la autora.

De Myriam dice ”Nacida bajo las aspas de un molino de viento y un añoso y doblegado pino canario, integrado desde hace casi 150 años en el paisaje de Villa de Mazo… debió impregnarse desde sus primeros años del aroma dulce de las tederas, del incienso silvestre, del musgo del aljibe y del culantrillo de la pila y el bernegal…”

“Conoció el repiqueteo rítmico y cantarín del martillo sobre la bigornia del zapatero…”; pues, la zapatería estaba en su casa, como también lo estaba la herrería, la panadería y el propio molino. También allí dio “sus primeros puntos de borde sobre un paño blanco al lado de su madre, Carmen, y sus tías Petronila y Amparo, y de Mamá Pía, su abuela, cuyo dechado con diferentes puntos conservó amorosamente… Además Mamá Pía le enseñó a leer y a escribir sus primeras letras e inquietudes por el saber y a enseñar con magisterio, su verdadera vocación, ser maestra…” Myriam Cabrera fue maestra en la escuela pública, con maestría dirigió la escuela de artesanía y también ejerció en la escuela parroquial que estaba situada en su propia vivienda familiar de Monte de Pueblo, junto al molino instalado por Isidoro Ortega, uno de sus antepasados.

Nos dice María Victoria que el libro que presenta Myriam “perdurará en el tiempo, es un regalo para las nuevas generaciones de mazucos y mazucas y para todos aquellos que amen las tradiciones…Un libro escrito en primera persona, un testimonio de una vida dedicada a la celebración del Corpus Christi en Villa de Mazo”.

Termina agradeciendo a Myriam “gracias, muchas gracias por disfrutarte, por ese –a veces, no siempre- timbre de voz chillona y al mismo tiempo tierno e inconfundible, que nos avisa de dónde estás y de qué estás haciendo. Gracias, Myriam”

Vicente Blanco, por su parte, hace alusión a la “oportunidad que le brinda el singular nacimiento de un entrañable trabajo de Myriam Cabrera, sugerente y motivador, cual cascada de saberes sintetizados como sólo ella sabe hacerlo sobre unas jornadas festeras en torno a Corpus Christi en Villa de Mazo, compartidas en horas de amistad y franca camaradería. Fiestas entrañables para todos, que vuelven cada año iguales y distintas, cargadas de secretos indescifrables del alma de un pueblo que está vivo, se renueva y es consciente de seguir manteniendo encendida la antorcha de las más viejas tradiciones”.

Hace referencia a las diferentes generaciones de maestros y maestras que como Myriam, “en diferentes épocas y situaciones, traspasaron el límite de las aulas y supieron ser receptores de las necesidades del entorno, para ingeniar soluciones y mitigar los problemas del momento, ofreciendo, además, nuevos aires de motivación a generaciones sedientas de romper su monotonía diaria e invitarles a que se sintieran ávidos de ampliar conocimientos y horizontes”.

Con los colores de la naturaleza “de verde manto salpicado de flores…, que configuran el entorno en el que se desarrolla el marco ritual de estas celebraciones… El verde de la cumbre cubierta de pinos, de la laurisilva en la montaña, en los antiguos cultivos de tabaco de las medianías y del platanal en la costa…; el amarillo de las mieses doradas. Pan candeal que surge de los huertos, explosión madura de trigos y cebadas de un ayer próximo…Con el blanco de los caseríos perdidos en la ladera cubiertos de tejas llenas de historias junto y sobre los muros albos que albergaron materiales y enrames en vigilias nocturnas…Para mayordomos abnegados y soñadores, dulces y anhelantes, de atardeceres limpios y orlados de la suprema belleza de los sueños eternos. Para ellos mis palabras, que salen de mi alma con el sentimiento de estar en familia, con sincero calor de hombre de tierra adentro, que con ellos aprendí a vivir frente al mar, que nos trae la brisa fresca de la tarde y nos invita, como el presente libro, a soñar despiertos por la senda de los mejores futuros en cada palabra; y es que la palabra es el mejor homenaje a la fiesta”.

Para finalizar, en nombre de Myriam, interviene su sobrina Vina Barreto leyendo con voz clara y pausada un texto elaborado conjuntamente por ambas.

Vina comienza destacando algunas peculiaridades de la festividad del Corpus “…En un pueblo tan extenso y disperso como Villa de Mazo, una fiesta como el Corpus Christi es la única ocasión que tenemos en todo el año para el reencuentro público. Es el momento de trabajar, primero en los barrios y después en la calle, todos unidos y por la misma causa: la ofrenda al Santísimo. Vemos como van creciendo los niños de un año para otro, como algunos jóvenes no aparecerán porque se fueron a estudiar –y el retorno a la isla y a la fiesta no siempre es fácil– o como algunos de los mayores ya no están, tomamos el pulso a la vida del barrio, hablamos entre nosotros como nunca. Ese resonar de tantas voces, en tantos barrios es, para mí, uno de los aspectos más importantes del Corpus Christi”.

“…El libro que presentamos hoy está dedicado a las mujeres y hombres de Villa de Mazo. El Corpus Christi es la ofrenda de muchas manos, de muchas personas de todas las edades y rincones del municipio que sienten la alegría de reunirse para celebrar esta fiesta en honor al Santísimo Sacramento. Por eso es un libro coral, recoge las voces de múltiples personas que desde sus inicios han dado forma a la festividad del Corpus. Aunque son muchísimas voces, no pueden estar todas, tanto porque mi memoria es frágil, como porque es imposible abarcar la inmensidad de tantos barrios, de tantas familias y de tantas vidas durante tantos años. Mi corazón está con todas ellas”.

Continúa con agradecimientos a María de los Ángeles, María Victoria, Vicente Blanco, Jesús Pérez Morera, Adolfo Rodríguez, Vina y Alicia Barreto personas que han estado a su lado asesorando, en el tratamiento de la información histórica, la ordenación y catalogación del archivo fotográfico, así como un agradecimiento especial al ayuntamiento por el apoyo y la confianza depositada en ella desde el principio y que culmina con la presentación de este libro en este acto.

Hace con un llamamiento a cuidar y robustecer los vínculos entre las personas de los barrios, la cooperación y el apoyo mutuo, como se hace en la época de Corpus, con la convicción de que los que nos siguen sabrán mimarlo y conservarlo.

Y termina diciendo: “Hoy estamos aquí para compartir con todos ustedes su presentación. Se ha cumplido un sueño”.

 

Presentación de un nuevo libro de Justo R. Pérez Cruz

El pasado domingo, siete de agosto de 2022, en el Centro Cultural de Montes de Luna, municipio de Villa de Mazo, tuvo lugar la presentación del libro: “El punto cubano tradicional de la isla de La Palma, Punteos, tonadas y técnicas de improvisación”, de Justo Roberto Pérez Cruz.

En el acto de presentación intervinieron Goretti Pérez Corujo, alcaldesa de Villa de Mazo, felicitando al autor por esta nueva obra que se incluye en la colección que él coordina: La Palma Punto y Aparte. Omar Fumero, concejal de Cultura, expresa su satisfacción porque este acto se hay sumado a otros muchos de carácter cultural que habitualmente se desarrollan en las festividades del municipio. El autor de la publicación Justo Pérez, natural de este núcleo poblacional del Municipio, hizo un repaso de las muchas obras que desde el año 2001 se han publicado bajo el paraguas de La Palma Punto y Aparte; agradeció la colaboración del Ayuntamiento en la organización del acto, a sus hermanos mayores por abrirle paso y enseñarle el camino, por abrir los senderos por los que él camina ahora y a los asistentes al mismo su presencia, así como a los verseadores que le acompañaron: José Bienes, Joseíto, de Fuencaliente, Bernardino Expósito, Nino, de San Andrés y Sauces, José Antonio Guerra de Puntallana, Ricardo Villegas de Santa Cruz de La Palma, Rodolfo Hernández y su hijo Víctor Hernández de Breña Baja, Ángel Marino Pérez de Tijarafe al Laúd y José y José Luis Martín Teixé de Villa de Mazo, con la guitarra.

Justo Roberto Pérez Cruz es Catedrático de Física Aplicada de la Universidad de La Laguna, con una amplia trayectoria docente, investigadora y académica. Es autor de numerosos libros de texto científicos y de una larga lista de publicaciones especializadas en su área de conocimiento. Como actividad de extensión universitaria coordina desde el año 2001 el proyecto La Palma Punto y Aparte, dedicado a la recuperación de la décima escrita e improvisada y dentro del cual se encuentra la presente publicación.

La obra detalla de forma breve, qué es la décima, como es su estructura y su rima y describe las pautas a seguir en un proceso de aprendizaje de la composición en décimas, que tiene como punto culminante el ejercicio de la improvisación.

Para finalizar el acto los  verseadores y tocadores de distintos lugares de La Palma se sumaron al autor para improvisar unas décimas.

 

Ruta histórico-teatral: 60 años después… los años 60

El 6 de agosto de 2022 las calles del casco urbano de Villa de Mazo se convirtieron en un gran escenario plagado de actores y actrices para mostrar al numeroso público asistente una nueva entrega de las Rutas Histórico-Teatrales que los hermanos Óscar y Antonio Fumero Méndez han venido realizando desde el año 2013, cuando tuvo lugar la primera de ellas para celebrar el centenario de la Sociedad La Unión de este municipio.

Este interesante proyecto está organizado por la Sociedad La Unión y el Ayuntamiento de Villa de Mazo, que han contado con la colaboración de muchas personas y entidades, y tiene por objetivo recordar y valorar el rico patrimonio etnográfico y cultural que poseemos.

En esta ocasión se ha realizado un viaje en el tiempo para ahondar en el conocimiento de la historia y los personajes de la década de los años sesenta, con un formato ágil en el que el público ha entrado al recorrido teatral en grupos de unas cincuenta personas cada quince minutos.

60 años después… los años 60

(Textos: Óscar Fumero Méndez)

El Corpus de Villa de Mazo en la Infraoctava del Corpus de La Orotava 2022.

Después de dos años de parón por la pandemia, los orotavenses han vuelto a dejar huella de su buen hacer en las calles con la elaboración de auténticas obras de arte en forma de alfombras de arena y flores.

Desde 1847 la familia Monteverde comenzó a alfombrar el paso del Corpus Christi y desde entonces la Orotava ha sabido conservar esta arraigada tradición. Con motivo del 175 aniversario de este acontecimiento y en respuesta a la invitación de la Asociación de Alfombristas y el Ayuntamiento de aquella Villa, dos arcos de Villa de Mazo han estado presentes en la Infraoctava del Corpus de La Orotava.

Se trata de la tercera vez que el Corpus de nuestro municipio visita La Orotava. La primera fue en 1997, con motivo del 150 aniversario de las alfombras de flores y la segunda fue en 2006, para participar en el 500 aniversario del Lustro Fundacional 2002-2006 del municipio de La Orotava.

Además de la representación institucional del municipio, conformada por la alcaldesa, el concejal de Cultura y el concejal de Comercio y Desarrollo Local, también acompañaron numerosos macenses, que viajaron organizados por el ayuntamiento y  la Asociación Nuevo Surco y a los que se unieron otros que residen en la vecina isla de Tenerife.

Con la presencia de estos arcos que fueron desde Villa de Mazo y que se colocaron en la escalera inferior de la plaza del ayuntamiento, La Orotava ha querido simbolizar la unidad de todos los canarios con La Palma.

Los dos pequeños arcos, de unos seis metros de altura cada uno, fueron diseñados por José Roberto Martín Pérez (Berto) y elaborados en los locales de enrame de los distintos barrios del municipio de Villa de Mazo y en la Casa Roja.

En uno de los arcos figuraban siete corazones, representando a las siete islas que han sido solidarias con La Palma a consecuencia de la situación vivida en los meses pasados por la erupción del volcán de Cumbre Vieja. El otro arco, en que se presentaban siete corazones con una violeta palmera (Viola Palmensis), planta endémica de las cumbres de La Palma, simbolizaba el agradecimiento de La Palma al resto de las Islas por la ayuda recibida.

Víctor García Pérez: dedicación a una tradición hojalatera.

El pasado 17 de junio, en el transcurso de las fiestas de Corpus Christi de Villa de Mazo, tuvo lugar la presentación del libro “Víctor García Pérez: dedicación a una tradición hojalatera”, en el Centro Cultural Andares.

El Ayuntamiento de Villa de Mazo ha presentado este libro a modo de homenaje a la trayectoria vital del artesano Víctor García, que ha destacado y ha sido reconocido en varias ocasiones, por el Cabildo Insular, el Gobierno de Canarias y el propio Ayuntamiento, por su compromiso con el buen hacer tanto en el trabajo de la madera como del metal.

Víctor García estuvo arropado por numeroso público entre los que se encontraban miembros de la corporación municipal, su familia, amigos y vecinos, en un acto entrañable donde todos los que intervinieron en la presentación destacaron su calidad humana y su gran dedicación principalmente a la hojalatería, una modalidad artesana que cuenta en la actualidad con muy pocos profesionales en Canarias.

En el patio central de la Escuela Insular de Artesanía estuvo presente una muestra de sus trabajos, que se mantuvo abierta los días de celebración de los festejos.

EXPOSICIÓN COLECTIVA «MARINAS»

EXPOSICIÓN COLECTIVA

“MARINAS”

CASA ROJA-CORPUS 2022

Con motivo de la festividad de Corpus Christi 2022 se presenta una exposición colectiva de pintura en el museo Casa Roja de Villa de Mazo bajo el título “Marinas”. Se mantendrá abierta al público desde el 16 de junio hasta el 16 de septiembre de este año.

En el momento de la inauguración la alcaldesa Goretti Pérez Corujo felicita al equipo organizador “por hacer posible reunirnos hoy para contemplar estas obras de destacada trayectoria, especialmente a don Joaquín Castro San Luis, que tan gentilmente nos acompaña esta tarde y nos ha asesorado de forma profesional como corresponde en materia de arte a un crítico de reconocido nivel. A don Vicente Blanco  Pérez por haber hecho con mucho mimo un seguimiento de hasta el menor de los detalles en las distintas facetas por las que pasado  esta exposición, aun cuando en estos días su tiempo está comprometido  con el Corpus”.

Por su parte el concejal de cultura Omar Fumero Méndez expresa su satisfacción “por el trabajo realizado para ofrecer hoy a todos los observadores que nos acompañan y a los que nos visitarán en los días venideros esta maravillosa exposición. Entendidas como tal las exposiciones de pintura  tratan precisamente de llamar la atención sobre una obra, y sobre un artista y su  principal propósito es  comunicar lo que se ha preparado para que sea recepcionado por el público. Y comunicar es transmitir y difundir, también trasladar sensaciones y sentimientos y es ahí donde esta Concejalía ha querido aportar y poner a disposición de todos esta muestra comisariada por el crítico de arte D. Joaquín Castro San Luís. Un cuadro no te cansa y cada día que lo miras lo ves diferente, y cada día te dice cosas nuevas, porque es una pintura rica tanto en técnica como en composición, don Joaquín ha reunido magistralmente una selección de treinta y seis obras de distinta autoría bajo el común denominador del mar. La organización impecable del equipo que dirijo y en el que cuento con personas de la gentileza y sensibilidad de D. Vicente Blanco Pérez ha hecho que esta colectiva arribara a buen puerto, gentileza de la que todos somos deudores”.

 

Ramón y Vina nombrados Hijos Predilectos de Villa de Mazo

El pasado 18 de marzo de 2022, en el salón del centro cultural Andares de Villa de Mazo, se hizo entrega del título de Hijos Predilectos del municipio a Ramón Barreto Leal y Carmen (Vina) Cabrera Medina, en un acto emotivo y entrañable, acompañados de autoridades, su familia, amigos y vecinos.

Ramón y Vina han sido los creadores del Taller de Cerámica El Molino, una empresa dedicada principalmente a la reproducción de cerámicas aborígenes, que ha sido todo un referente del municipio a lo largo de su historia hasta su cierre en 2020 con motivo de su jubilación.

María Victoria Hernández, en un artículo publicado en 2020, en Diario.es, nos habla de la dedicación del matrimonio a su oficio: “El taller enclavado en el molino construido por el palmero Isidoro Ortega (1843-1913), antepasado de Vina, ofreció al palmero y al viajero un espacio único de puertas abiertas en la que se daban la mano la antropología y la etnografía de la molienda del gofio junto a la herrería con fragua, zapatería, carpintería, panadería, dulcería, primitivo laboratorio fotográfico, escuela y fiestas, y entre ellas la Santa Cruz y Corpus Cristi”. Y añade: “El taller durante 45 años recibió miles y miles de visitas, sería muy difícil cuantificar. El cuidado lugar en medio de vegetación y senderos bajo las aspas y torre del molino estaba abierto siempre con el buen agrado por parte de los propietarios y empleados del taller, incluso en festivos y domingos. Fueron unos adelantados en La Palma en la oferta en vivo de unas labores artesanas exquisitas y la muestra en el interior del viejo molino, de color azul celeste como fue en sus orígenes, de un interesante repertorio de útiles de diferentes oficios de los antepasados del sitio”.

La alcaldesa de Villa de Mazo, Goretti Pérez Corujo, abrió el acto haciendo referencia a la importancia del día 18 de marzo en nuestra Villa, declarado Día del Municipio, fecha en la que desde hace muchos años se llevan a cabo reconocimientos a personas destacadas de nuestro pueblo. Al hablar de los artesanos ceramistas Ramón y Vina, manifiesta que “Durante muchos años han trabajado la cerámica dándole sentido y forma no sólo a un modo de trabajo sino a un sentir, el sentir de todo un pueblo, con su perseverancia, entrega y cariño han llevado el nombre de Villa de Mazo dentro y fuera de la isla, en numerosas publicaciones y videos, asistiendo a ferias insulares, regionales y nacionales representando con orgullo su origen mazuco”. Elogia el trabajo bien hecho a lo largo de toda una vida de Ramón y Vina y termina diciendo: “Ramón y Vina, a partir de hoy sus nombres permanecerán junto a otros ilustres Hijos Predilectos y Adoptivos y unidos a este municipio de una forma muy especial y perpetua ante nuevas generaciones. El pueblo de Villa de Mazo y todos los que los apreciamos y conocemos desde la niñez les rendimos un homenaje merecido. Gracias, muchas gracias, por hacernos entender la importancia del trabajo riguroso y por ser ante todo mazucos de corazón, macenses de entrega generosa a los demás convecinos. Gracias, por tanto y tanto”.

El instructor del expediente, Omar Fumero, concejal de cultura, en el momento de su intervención hace una semblanza biográfica pormenorizada de los homenajeados y destaca que “ha sido la constancia en el trabajo, la insistencia en la bondad de una idea, la perseverancia, la que ha hecho de Cerámica el Molino, una empresa próspera y digna de alabanza, como lo atestiguan los numerosos premios y galardones que han recibido desde que hicieran su primera exposición de artesanía en el año 1975”. Además, hace referencia a su constante y entusiasta participación en la fiesta de Corpus Christi, su colaboración con Manos Unidas y Cáritas parroquial y su implicación en la vida religiosa de su pueblo realizando cursillos prematrimoniales por toda la isla, de catequesis en la parroquia de Santo Domingo de Guzmán en Tigalate y cursos de cristiandad”. Finaliza dando la enhorabuena, en nombre toda la corporación y en el suyo propio.

Por su parte, el arqueólogo Jorge Pais, director científico del Parque Arqueológico de Belmaco, jefe de la Sección de Patrimonio Histórico y Arqueológico del Cabildo de La Palma y amigo personal de los homenajeados, realza la labor cultural encomiable centrada en la protección, conservación y puesta en valor de una de las piezas arqueológicas, las vasijas de barro, más interesantes y más representativas de la Cultura Benahoarita; así como el reconocimiento y prestigio que siempre ha tenido el taller de Cerámica El Molino en el mundo de la arqueología canaria, siendo éste un lugar donde los arqueólogos  e investigadores acudían para desentrañar los secretos de la procedencia de los mejores barros, el método de elaboración de las vasijas, las técnicas de horneado y las herramientas con las que decoran las piezas, entre otras.

También nos habla la calidad del trabajo artesano de Ramón y Vina, los cuales “cuentan con un archivo personal, que es una auténtica joya, sobre numerosas vasijas, muchas de ellas aún siguen en manos de coleccionistas privados, con fotografías, datos y calcos de las piezas que permiten su reconstrucción fiable. Esta importantísima información y documentación conforma un archivo único de un valor extraordinario que debe ser estudiado y preservado para uso y disfrute de las generaciones futuras. Su colección de vasijas, complementada con la colección de Miriam Cabrera, ha tenido un papel esencial en la sala de exposición permanente del Museo Arqueológico Benahoarita desde el mismo momento de su apertura en 2007”.

Jorge Pais hace un llamamiento a autoridades locales, insulares o regionales para que se aproveche el saber y buen hacer de estos artesanos, para que esa experiencia adquirida se perpetúe y no se pierda, porque ya forma parte del patrimonio cultural de Canarias. Finalmente expresa su agradecimiento por haber sido invitado por Ramón y Vina a participar en este acto de reconocimiento, porque siempre ha tenido la puerta abierta en su casa de Monte Pueblo y ha sido tratado como un miembro más de la familia.

María Teresa Álvarez, amiga personal de Ramón y Vina, interviene felicitándoles y elogiándolos por su colaboración en las actividades parroquiales,  Caritas y Manos Unidas. Dice de ellos que son un “matrimonio ejemplar, siempre juntos, fieles y comprometidos en la sinceridad y el amor. Pareja: humilde, alegre y generosa. Unos grandes referentes como cristianos, llenos de la gracia de Dios (…) Siempre disponibles, acogedores, con un buen semblante, con el don de la escucha, luchadores y emprendedores”.

Después de las intervenciones, en cumplimiento del acuerdo adoptado por el Pleno del Ayuntamiento de la Villa en sesión celebrada el 20 de enero de 2022, la alcaldesa les entrega el pergamino, que deja constancia del nombramiento de Ramón y Vina como Hijos Predilectos, con la leyenda: “Merced a su dilatada dedicación en el mantenimiento en activo durante más de cuarenta años del taller de cerámica y su labor de recuperación y reproducción de los esgrafiados aborígenes, actividad que ha redundado en el reconocimiento de nuestro municipio por todo el mundo. Así como, por su participación y fomento de actividades culturales de Villa de Mazo”.

En agradecimiento, en nombre de los homenajeados, Mary Barreto, la hija de Ramón y Vina, dice de ellos que son “Dos personas que derrochan amor, entrega y cariño siempre, estén donde estén y con quien estén. Ellos han consolidado una de las relaciones de pareja más bonitas que conocemos. ¡Qué afortunadas somos por tenerlos como padres!”.

Relata los sacrificios de la época en que la familia estuvo emigrante en Venezuela y su regreso definitivo a La Palma para emprender la aventura del taller de cerámica. De las cualidades de Ramón, con “un talento de ingeniero que lo ha usado siempre para ayudar o para su actividad de artesano incansable. Recuerdo los mecanismos que ha inventado con Myriam para el arco de Monte de Pueblo, los soportes para los enrames de la iglesia con mamá … y en casa sus inventos han sido de lo más variopintos y todos geniales”. De su madre enfatiza que “ha puesto su serenidad, ternura e inteligencia a esos trabajos que siempre han hecho conjuntamente, complementándose uno a otro y siempre con una entrega infinita. Los dos nos han enseñado a hacer las cosas bien y siempre con una sonrisa. A tener siempre buen talante. A no protestar ni tener malos modos cuando las cosas se tuercen y a tender una mano amiga a todo el que lo necesita”.

Finalizando el acto, Ramón Barreto expresó unas breves palabras de agradecimiento al Ayuntamiento por el nombramiento como Hijos Predilectos de Villa de Mazo y a todos los asistentes por acompañarlos en un día tan especial para él y su mujer.